Los mercados se centran en las minutas de las Fed y los inventarios de crudo

Los mercados extendieron sus crecimiento durante las operaciones del martes, con el sector energético liderando las ganancias. Las bolsas europeas registraron un avance moderado ante la falta de eventos económicos en la agenda (CAC + 0,41%, FTSE + 0,62%, DAX + 0,27%). En EEUU, los índices de referencia alcanzaron máximos históricos incluso en un entorno de bajos volúmenes de negociación. El Dow Jones y el Standard & Poor’s 500 operaron por encima de sus niveles psicológicos. El índice Redbook de Noviembre cayó un 0.1% pero avanzó un 1.0% en su medición anual (Dow Jones +0.35%; S&P500 +0.22%; Nasdaq +0.33%).

La sesión europea del miércoles se presenta mixta. Los valores de las compañías mineras y metalúrgicas continúan moviéndose al norte, apoyadas por el avance de las materias primas. El sector minero del Viejo Continente creció más de un 12% este mes. Las acciones de BP PLC subieron un 1%, mientras que Rio Tinto PLC añadió un 1.5% y BHP Billiton PLC al frente del tablero con un 2%. Por su parte, el sector bancario continúa presionado por el estado de la banca italiana. Los índices estadounidenses mantuvieron una dinámica neutral.

El índice de actividad empresarial en el sector manufacturero (PMI) de la Eurozona se estableció en 53.7 puntos en Noviembre, superando la estimación de 53.3 puntos. A su vez, el índice de actividad en el sector de servicios surgió en 54.1 puntos frente a una previsión de 53.0 puntos.

Las bolsas asiáticas cerraron la sesión del miércoles en territorio positivo, siguiendo la tendencia de los parqués norteamericanos. Tal parece que los inversores de la región comparten el optimismo por el desarrollo económico de EE.UU. y una posible subida de tipos de la Reserva Federal. Asimismo, las promesas del presidente electo Donald Trump podrían traducirse en fuertes ganancias para las compañías asiáticas. El republicano insistió en la necesidad de invertir en infraestructura, lo cual elevaría los precios metalúrgicos y del cemento. Un aumento en los precios del cobre, por ejemplo, apoyaría sustancialmente a los mercados de la región Asia-Pacífico. En Australia, las acciones de BHP Billiton y Rio Tinto crecieron 2.6% y 2.2% respectivamente, mientras el productor de metales coreano Posco añadió un 1.6% (S&P/ASX 200 +1,31; Shanghai Composite -0,22%).

Aunque el crudo Brent alcanzó los $50 por barril en la sesión previa, los precios retrocedieron de inmediato. Finalmente, el encuentro de la OPEP en Viena terminó sin resultados concretos. Los precios del crudo se estabilizaron en torno a los $49.30 por barril. Las estadísticas del Instituto Americano de Petróleo (API) tampoco contribuyeron al sentimiento positivo. El último informe del organismo expuso una caída considerable en los inventarios de crudo durante la semana pasada. Esta tarde, los operadores estarán pendientes a los datos oficiales del Departamento de Energía de EEUU. Esperamos que el crudo se consolide en los niveles actuales, aunque podría extender su descenso si el informe de la EIA confirmase la reducción en los inventarios.

El crecimiento moderado de los mercados bursátiles globales continúa vigente. Los índices estadounidenses actualizaron sus máximos históricos mientras el índice del dólar se mantiene por encima de los 100 puntos. La atención de los mercados estará puesta en el informe de inventarios de crudo y las minutas del encuentro de la Fed. Mañana, los mercados estarán cerrados por el Día de Acción de Gracias. El viernes tendrá lugar el famoso “Black Friday”.