Subida del crudo impulsa a las bolsas; el Brent se acerca a los $50-51

Los mercados europeos comenzaron la semana con ganancias moderadas ante la recuperación de los precios energéticos. Ayer, la atención de los operadores recayó sobre el presidente del BCE, Mario Draghi, y su discurso frente al europarlamento. En EE.UU., las bolsas operaron en territorio positivo gracias al crecimiento de los sectores tecnológico y de materias primas. La primera jornada operativa se caracterizó por bajos volúmenes de negociación y la ausencia de publicaciones macroeconómicas (Dow+0.47; S&P500 +0.75; Nasdaq +0.89%).

Los precios petroleros y metalúrgicos extendieron su avance durante las operaciones del martes, impulsando a los valores de las compañías energéticas y mineras. Este factor facilitó una notable subida de los índices del Viejo Continente. El debilitamiento del euro también colaboró a la dinámica bursátil positiva, en tanto los exportadores europeos se benefician de una mayor competitividad en mercados extranjeros.

Ante la falta de eventos económicos en la agenda, el foco de los traders continúa puesto en los movimientos de las materias primas. Las bolsas estadounidenses operan en alza.

Los índices de Asia terminaron la sesión del martes en verde. Aunque la región se vio afectada por el terremoto que afectó a Japón a primeras horas del día, las bolsas lograron recuperar sus pérdidas con rapidez (Nikkei +0.31%; S&P ASX +1.16%; Shanghai Composite +0.94%).

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunirá el próximo 30 de noviembre en Viena para definir un posible acuerdo que limite los niveles de producción de crudo de sus miembros. Aunque muchos analistas dudan que el pacto vaya a consumarse, varios representantes del grupo expresaron posturas optimistas en relación al mismo. La especulación derivada de este asunto apoya consistentemente a los precios petroleros. Los futuros del Brent se operan en torno a los $49.60 por barril y, de extenderse esta dinámica, esperamos que el crudo avance hasta los $50-51 por barril.

El aumento de los precios energéticos coincide con la corrección bajista del dólar, dos factores que suelen favorecer a los mercados bursátiles. Sin embargo, la moneda estadounidense estaría retomando el sendero al norte, lo cual podría dificultar el crecimiento en las bolsas. Aún así, el petróleo mantiene su dinámica alcista y balancea la retracción del dólar. La atención está puesta en el proceso de consultas de la OPEP y la publicación de las minutas de la Fed, prevista para el miércoles por la tarde.