Weekly reviews

Las divisas operan estables de cara a la cumbre de EE.UU. y Japón

Los mercados europeos cerraron la sesión del miércoles con una dinámica neutral. Las preocupaciones políticas continúan presionando a las bolsas, especialmente de cara a las elecciones presidenciales en Francia. En EE. UU., los mercados bursátiles cerraron mixtos ante el desplome de las acciones del sector financiero. JPMorgan Chase & Co., Goldman Sachs Group Inc. y Visa Inc. arrastraron a los índices a la baja.

En la sesión asiática del jueves, los mercados también registraron un cierre mixto. El continuo aumento de las materias primas, como el oro, el hierro y el bronce, apoyó notablemente al mercado bursátil australiano. Por su parte, la bolsa de Nueva Zelandia terminó al alza luego de que el regulador nacional optase por mantener sin cambios los tipos de interés. Los analistas consideran que esta postura se extenderá en las próximas reuniones monetarias. En Japón, los mercados están pendientes del encuentro del viernes entre el Presidente de EE. UU., Donald Trump, y el Primer Ministro nipón, Shinzo Abe. Los mercados europeos abrieron la sesión del jueves en territorio positivo, mientras los futuros de índices americanos se muestran neutrales.

El estado del mercado petrolero sigue siendo inconcluso. Ayer, la Administración de Información de Energía estadounidense reportó un crecimiento en los inventarios de crudo la semana pasada, marcando el quinto aumento consecutivo. Las reservas añadieron 13,8 millones de barriles, superando ampliamente la estimación de los economistas. Sin embargo, la cotización se recuperó rápidamente y opera en torno a los $55 por barril, donde se ubica el punto de equilibrio de mediano plazo. Esperamos que el crudo Brent continúe operando dentro del intervalo $54.50 - $57.00 por barril.

En el mercado de divisas, el dólar detuvo su apreciación frente a otras monedas. Los pares se consolidan en anticipación al principal evento de la semana: el encuentro de los líderes de EE. UU. y Japón. No obstante, la posición del euro aún es débil. El diferencial de rendimientos entre los bonos de Francia y Grecia en relación a los bonos alemanes de 10 años eleva la presión sobre la moneda comunitaria. Por su parte, el yen encontró un fuerte apoyo cerca de la marca 111.80, donde se concentra la demanda a mediano plazo.

La dinámica de los mercados globales continúa limitada por el sentimiento conservador de los operadores. Los factores de riesgo político están divididos a ambos lados del Océano Atlántico. La ultraderecha de Francia insiste en que deben liberarse de Bruselas para poder crecer como nación. En los primeros meses del año, los riesgos económicos y en materia de comercio internacional suelen asociarse más a EE. UU. que al Viejo Continente. Los operadores estarán pendientes al encuentro americano-japonés que iniciará en las próximas horas.

chart

chart

chart