Las declaraciones de Mario Draghi debilitan al euro; los mercados bursátiles operan al alza

Las bolsas estadounidenses cerraron la sesión del lunes con leves pérdidas, afectadas por la caída de los precios energéticos y la toma de beneficios por parte de los inversores. Algunos operadores optaron por retirar sus ganancias ante los crecientes riesgos políticos y de cara a nuevas medidas económicas del gobierno norteamericano. En las últimas dos semanas, los inversores adoptaron una posición de mayor cautela en respuesta a las polémicas decisiones políticas de Donald Trump. Entre ellas, la más controvertida fue el cierre de la frontera para ciudadanos de siete países musulmanes. Esta acción provocó una serie de protestas dentro y fuera de EE.UU., así como la reacción en materia legal. Trump también firmó una orden ejecutiva para la desregularización del sector financiero, que fue asimilada positivamente por los mercados y podría estimular el crecimiento del sector a nivel mundial.

En la región Asia-Pacífico, los mercados terminaron la sesión del martes a la baja, presionados por la disminución de los precios petroleros y un creciente riesgo político por el venidero encuentro entre Donald Trump y el premier japonés, Shinzo Abe. La reunión tendrá lugar este viernes en Washington D. C.. Asimismo, la disminución de las reservas internacionales de China por séptimo mes consecutivo tampoco contribuyó a una dinámica alcista.

Las bolsas europeas abrieron en territorio positivo, apoyadas en la depreciación de la moneda comunitaria y los informes de ganancias corporativas. Como resultado, las acciones de la compañía AMS crecían un 13.6%, seguida por la fabricante de equipamiento para procesar alimentos GEA con un 5.5%. Las mineras Rio Tinto y Anglo American PLC también se movieron al alza, luego de que JPMorgan elevase su pronóstico del precio del hierro para 2017.

Ayer, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, compareció frente al Parlamento Europeo en relación a sus planes de política monetaria. Draghi afirmó que no hay intención de ajustar la política monetaria en el futuro cercano. Asimismo, el funcionario destacó que el salto inflacionario en la zona euro es de carácter temporal y lo atribuyó al repunte de los precios petroleros. Además, Draghi especificó que el BCE no puede convertirse en un manipulador de la divisa y explicó que las medidas adoptadas por el regulador reflejan las diferencias en los ciclos económicos entre la zona euro y EE.UU..

En la esfera política europea, la atención estuvo puesta en el discurso del candidato centro-derechista de Francia, François Fillon, quien confirmó que continuará en la carrera.

  • Índice de confianza del consumidor de la SECO en Suiza (1T17): -3 vs -11 estimado

  • Producción industrial de Alemania (Diciembre): -3,0% vs 0,3%

  • Cuenta corriente de Francia (Diciembre): -1,10 mil millones vs -1,40 mil millones

  • Balanza comercial de Francia (Diciembre): -3,4 mil millones vs -4,2 mil millones

  • Índice Halifax de precios de la vivienda en Reino Unido (Enero): -0,9% vs 0,2%

El retiro de ganancias aumentó en la sesión previa tras el desplome del petróleo. La moneda europea también perdió valor con el discurso de Draghi en el Parlamento Europeo y su predisposición de ampliar las medidas de estímulo económico. Sin embargo, los mercados estadounidenses se mantuvieron en torno a sus máximos. Tal parece que los inversores están buscando argumentos alcistas en el mercado. Esta tarde, el foco estará en los datos económicos de EE. UU., incluyendo la balanza comercial y el crédito al consumo. Aún así, la retórica anti-China de Donald Trump sigue poniendo en riesgo al comercio internacional.

chart

chart