Weekly reviews

Los mercados cierran el año mixtos; el petróleo alcanza un pico y el euro regresa a 1.0540

Este 30 de diciembre pone punto final al año 2016, un ciclo económico verdaderamente intenso. Los mercados del Reino Unido cerrarán a las 12:30 (hora de Londres), mientras que Alemania terminará a las 15:00 (hora de Berlín).

Las bolsas estadounidenses terminaron la sesión del jueves a la baja, afectadas por la baja volatilidad de cara a las fiestas de Año Nuevo. Los volúmenes operativos crecieron levemente hasta un 50% del volumen diario promedio.

Los indicadores económicos de esta semana fueron mayoritariamente mixtos, lo que ayudó a los inversores a mantener la calma y no apresurar cambios radicales en sus porfolios. Las solicitudes iniciales por desempleo disminuyeron, mientras que el déficit comercial se amplió más de lo esperado. Aún así, estos datos no fueron suficientes para dar inicio a la corrección de un mercado técnicamente sobrecomprado. Los precios petroleros avanzaron ante las expectativas de un recorte del 2 por ciento de la producción mundial de crudo.

Los mercados bursátiles asiáticos también cerraron mixtos. Los inversores optaron por no arriesgar demasiado en la última sesión del 2016. Ante la falta de noticias económicas relevantes, los inversores prestaron más atención a las monedas y los precios de las materias primas.

Los índices europeos se movieron a la baja durante la última sesión del año. El volumen de operaciones se encuentra un 65 por ciento por debajo del promedio mensual. Sin embargo, los futuros de índices estadounidenses operan en territorio positivo.

En el mercado de divisas se observa un leve incremento en la actividad. El debilitamiento de la moneda americana se extendió casi hasta los 102 puntos, lo que alentó la recuperación del euro. El EURUSD se reubicó en torno a 1.0540. La caída del dólar permitió al Brent alcanzar un máximo anual en $56.70.

Tras un comienzo de año débil, los mercados europeos cierran este ciclo de forma mixta. La estabilización de la economía china, el resurgimiento de los precios petroleros, los estímulos monetarios de los bancos centrales y el triunfo electoral de Donald Trump permitieron a los inversores recuperar la confianza en la economía regional y mundial. Sin embargo, el índice Euro Stoxx 600 termina el 2016 con una pérdida del 1,6%. En el próximo año, los operadores europeos estarán pendientes a dos eventos de gran relevancia, las elecciones presidenciales en Francia y Alemania. En esta jornada, la atención estará puesta en el índice PMI de Chicago, aunque es poco probable que afecte a la dinámica bursátil.