Weekly reviews

El dólar estadounidense profundiza sus pérdidas ante la toma de beneficios

Los mercados estadounidenses cerraron la sesión del miércoles en territorio negativo, presionados por la caída de los precios petroleros y la creciente toma de ganancias de cara a los feriados de fin de año.

Las ventas de viviendas de noviembre decepcionaron a los operadores e incentivaron una dinámica negativa en el mercado. Este informe no suele tener un impacto relevante en el mercado, sin embargo, la ausencia de otros datos, la sobrecompra técnica y los bajos volúmenes de negociación potenciaron su efecto. Las ventas pendientes de viviendas cayeron un 2,5% el mes pasado, mientras que los analistas esperaban un crecimiento del 0,5%. Asimismo, los contratos de compra de viviendas se movieron a su punto más bajo del año, lo cual se derivaría del aumento de las tasas hipotecarias en EEUU. El rendimiento de los bonos americanos a 10 años cayeron a un mínimo de dos semanas en 2,492%.

Un informe privado reportó un aumento en los inventarios de petróleo crudo de EEUU, lo que presionó notablemente los precios petroleros, y consecuentemente, a los valores del sector energético. El Instituto Americano de Petróleo adelantó que las reservas de crudo crecieron en 4,2 millones de barriles durante la semana del 23 de diciembre.

En Europa, los índices cerraron la sesión previa en territorio positivo, apoyados por una serie de datos económicos alentadores. Entre ellos, un avance del 3,3% de las ventas minoristas de España. Hoy, los valores del Viejo Continente operaban a la baja debido a las preocupaciones que rodean al sector bancario de Italia. Ante la falta de publicaciones, los operadores están centrados en la dinámica del sector bancario y las materias, ampliamente capaces de sabotear el sentimiento positivo de los mercados. Los futuros de índices americanos apuntaban a una apertura neutral en Wall Street.

En el mercado de divisas, el dólar estadounidense ingresó en una fase de corrección. Ayer, el informe de ventas de viviendas desencadenó el cierre de posiciones largas. El debilitamiento del dólar acentúa la toma de ganancias y el retroceso técnico del USDJPY. Ahora, el par opera en torno a 116,36.

A pesar del informe de API, el Brent pudo mantenerse por encima de los $56 por barril y poner freno a la corrección bajista. La depreciación de la moneda americana seguirá apoyando al petróleo mientras que el sentimiento especulativo de mediano plazo continúe siendo fuerte. Sin embargo, esperamos que el Brent permanezca dentro del intervalo $53 - $56 durante los próximos días. Sería raro que los operadores busquen actualizar los máximos anuales previo el fin de semana largo de Año Nuevo.

El desplome bursátil observado al cierre del miércoles no sorprende a los operadores, quienes estaban preparados para una toma de ganancias de cara a los feriados. Considerando los bajos volúmenes de negociación, la corrección podría provocar un retroceso significativo. En esta instancia, los operadores deberán decidir si dar un último salto antes de Fin de Año o bien, esperar a la apertura del próximo ciclo para definir un curso. Esta jornada, la atención estará puesta en los datos estadounidense, donde se publicarán estadísticas relativas al comercio, el mercado laboral y los inventarios semanales de crudo.