Bajos volúmenes de negociación; los mercados se consolida en niveles actuales

Los mercados europeos cerraron la sesión del lunes de forma mixta. La consolidación y toma de beneficios prevalecieron a lo largo del día, ante una notable corrección del sector bancario europeo. Sin embargo, las pérdidas fueron limitadas en los parqués de Francia e Italia. Los sectores del consumo y de las tecnologías de la información se movieron al alza, impulsados por el índice de expectativas empresariales de Alemania (FTSE +0,08%; DAX +0,2%; CAC -0,22%).

Las bolsas de EEUU comenzaron la semana al alza ante una agenda económica prácticamente vacía y con el discurso de la presidenta de la Reserva Federal nuevamente centrando la atención de los operadores. Janet Yellen ofreció un discurso en la Universidad de Baltimore sobre el desarrollo del mercado laboral en el país. Según mencionó, hay muchas señales que apuntan a un estado saludable del mercado de trabajo, incluyendo el crecimiento sostenible la creación de nuevos empleos y la poca cantidad de despidos (DOW +0,2%; S&P 500 + 0,2%; NASDAQ 0,3%)

Los futuros de índices norteamericanos operaban en territorio positivo esta mañana, apuntando a una apertura alcista en Wall Street. Por su parte, los mercados bursátiles europeos continuaban mixtos ante una serie de estadísticas positivas y las preocupaciones por los recientes ataques terroristas.

  • Índice de Precios al Productor (PPI) de Eurozona: 0.6% en noviembre, en línea con estimación

  • Índice de Precios al Productor (PPI) de Alemania: 0.3% en noviembre vs 0.1% estimado

En el mercado petrolero, la volatilidad está aumentando gradualmente, aunque las perspectivas no son demasiado alentadoras de cara a las celebraciones de Navidad. Muchos operadores ya salieron de vacaciones, provocando la fuerte reducción en los volúmenes de negociación. El Brent cotiza alrededor de los $55 por barril. Considerando el entorno fundamental y el consistente fortalecimiento del dólar, es poco probable que el Brent extienda su crecimiento. A pesar del reciente acuerdo de la OPEP, las compañías energéticas de EEUU están elevando sus niveles de producción. No obstante, la demanda de petróleo a mediano plazo continúa siendo sólida, puesto que la corrección técnica espera en la jornada anterior no logró desarrollarse y fue detenida en los $53 por barril. En los próximos días, esperamos que el crudo Brent se consolide entre los $53 y $56 por barril.

Mientras tanto, en el mercado de divisas, el yen japonés extendió su descenso durante la sesión asiática, luego de que el BOJ mantuviese la tasa de interés en -0.10% y el rendimiento de los bonos a 10 años en torno a cero. El USDJPY operaba en torno a la resistencia 118.60, aunque el impulso alcista podría llevarle hasta 120.00-120.30. La decisión del regulador japonés representa un nuevo argumento para el debilitamiento del yen. Por su parte, el dólar estadounidense continúa avanzando frente a sus rivales ante las expectativas positivas de desarrollo económico. El índice del dólar cruzó los 103 puntos y está muy cerca de un nuevo máximo multianual. Actualmente se encuentra en su punto más alto desde el año 2003. A su vez, la moneda europea se negocia alrededor de un mínimo anual en 1.0380.

Aunque la actividad en los mercados continúa siendo reducida, el sentimiento positivo sigue presente. La reunión del Banco de Japón no trajo sorpresas para los operadores. La dinámica bursátil se desarrolla en línea con nuestras expectativas, con un leve rally pre-navideño en los mercados del primer mundo. El optimismo por las perspectiva económicas de EEUU y el crudo alrededor de $55 son los principales factores de crecimiento. La fortaleza del dólar ejerce presión sobre los metales y las materias primas, lo que combinado a los ánimos alcistas podría desencadenar masivas ventas en los mercados emergentes. La agenda económica de EEUU no presenta eventos destacables en esta jornada.