Baja actividad en los mercados a pesar de datos sólidos en China y Europa; Fed en la mira

Los mercados europeos comenzaron el lunes con pérdidas moderadas, retrocediendo de los máximos alcanzados durante la semana anterior. En línea con las expectativas, la fortaleza del petróleo no fue suficiente para impulsar a los índices bursátiles. La mayoría de los sectores operaron en territorio negativo, a excepción del energético. La caída de los metales, los informes negativos del sector corporativo (reducción del pronóstico Fingerprint), y la sobrecompra técnica de activos motivó una actitud cautelosa entre los inversores (FTSE -1,06%, DAX -0,17%, CAC -0,07%)

Los mercados estadounidenses comenzaron esta semana con una dinámica mixta (Dow + 0,2%, SP 500 -0.11%, Nasdaq -0,59%). Este martes, la atención estará puesta en el encuentro de política monetaria de la Reserva Federal. Los operadores esperan que el regulador suba los tipos de interés en 0.25%.  Actualmente, los tipos varían entre un 0.25% y 0.50%. La decisión de una subida de tipos de interés se fue asimilada por los mercados, por lo que la pregunta recae sobre el próximo aumento. Considerando el fortalecimiento de la moneda estadounidense, la inflación es una de las principales preocupaciones para la Fed. En esta línea,  los mercados se centrarán en la conferencia de prensa de Janet Yellen. Sus comentarios podrían marcar el rumbo del dólar para los próximos meses.

Mientras, las bolsas europeas operan en territorio positivo ante una serie de datos económicos alentadores en la eurozona y una moderada recuperación del sector bancario italiano. Los valores de este sector resurgieron luego de que Unicredit SpA, el principal banco del país, publicase en su plan de reestructuración. Las acciones de las compañías mineras se vieron presionadas a pesar del avance de la producción industrial en China.

  • El índice de precios al consumidor de Alemania creció 0.1% en noviembre.

  • El índice de precios al consumidor de España creció 0.4% en noviembre.

  • El índice ZEW de condiciones económicas de Alemania se estableció en 63.5 en diciembre frente a un pronóstico de 59.1.

En Asia, los índices cerraron la sesión del martes con una balanza mixta, afectados por el resultado positivo de la producción industrial China, así como por los bajos niveles de actividad. Las ventas minoristas del gigante asiático aumentaron un 10.8% en noviembre, comparado con un 10.0% del año pasado. El volumen de producción industrial creció un 6.2% en noviembre. (Nikkei + 0,50%, S P ASX 200 -0,32%, Shanghai Composite + 0,07%).

Los vendedores intentaron cerrar la brecha alcista abierta este lunes en el mercado petrolero, ganando fuerza gracias a la creciente toma de las posiciones largas. Desde una perspectiva técnica, no tuvieron éxito, lo que indica que la tendencia alcista se extenderá en el corto plazo. Aunque los ánimos se están apaciguando luego de los acuerdos firmados el sábado por la OPEP y productores independientes, el sentimiento continúa siendo positivo. Ahora, los mercados estarán pendientes a la implementación de dichos pactos. Sin embargo el continuo fortalecimiento del dólar y el encuentro de la Reserva Federal podrían jugar una mala pasada a los precios del crudo. Esperamos que el Brent regrese a los $55/b.

Hoy, la negociación se ve afectada por los bajos volúmenes de cara al encuentro del regulador estadounidense. El índice del dólar oscila entre 101 y 101.50 puntos. En la segunda parte de esta semana, los mercados estarán pendientes a las conclusiones de la Fed y otros informes macroeconómicos.