BCE extiende el programa de estímulos hasta el 2017

Los mercados europeos extendieron sus ganancias durante la sesión del miércoles ante las expectativas positivas por el encuentro del Banco Central Europeo (BCE) y la fortaleza de los precios petroleros. El índice paneuropeo Euro Stoxx 50 actualizó su máximo de 2016. Los sectores financiero y bancario lideraron el crecimiento en los mercados bursátiles.

Los índices estadounidenses, Dow Jones y  S&P 500, también alcanzaron picos históricos gracias al debilitamiento del dólar y la creciente demanda de activos riesgosos.

Este jueves, los mercados del Viejo Continente comenzaban sus operaciones con una dinámica mixta a la espera de los resultados del BCE y la conferencia de prensa de Mario Draghi. En línea con las expectativas del mercado, el regulador decidió extender el programa de flexibilización cuantitativa hasta Marzo del 2017, aunque redujo del volumen de estímulos a 60.000 millones de euros por mes. El banco central mantuvo sin cambios las tasas de interés de la Eurozona en 0.00% y la tasa de facilidad de depósito en -0.40%.

A primeras horas del día, el gobierno chino comunicaba un aumento en las importaciones del 6.7% anualizado en el mes de noviembre. Las exportaciones apuntaron un avance del 0.1%.

Los precios petroleros se estabilizaron de cara al encuentro entre la OPEP y productores independientes. La cotización del crudo Brent opera en torno a los $53.75 por barril, dentro del intervalo $53 - $55.

En Francia, el número de empleados en el sector no agrícola creció un 0.3% durante el tercer trimestre del año, en línea con los pronósticos. Los futuros de índices norteamericanos abrieron en territorio positivo.

La región asiática cerró la sesión del jueves con ánimos alcistas, continuando la tendencia de Wall Street mientras esperaban el encuentro del regulador europeo. Una serie de datos macroeconómicos también colaboró a la formación del sentimiento positivo. La economía japonesa se expandió en 0.3% en el tercer trimestre del 2016, frente a un pronóstico del 0.6% %. (Nikkei Stock Average +1,45%, S&P ASX 200 +1,20%, Shanghai Composite -0,21%). Por su parte, el mercado chino se vio presionado por una escalada en las tensiones políticas con EEUU, derivado de una llamada telefónica entre el presidente electo Trump y el líder de Taiwan. El gobierno chino expresó su descontento con este contacto.

En el mercado de divisas, el dólar cayó previa la consumación del principal evento económico de esta semana, reduciendo sus posiciones de activos denominados en dólares. A su vez, la moneda europea extendió su recuperación. El EURUSD regresó al área de 1.0790, mientras el USDJPY encontró una fuerte resistencia en 114.50 y se consolidó por debajo de dicha marca.

Los mercados globales crecieron significativamente durante la primer parte de esta semana. Las estadísticas alentadoras y las expectativas por la reunión del BCE incentivaron la demanda de activos de riesgo en los mercados desarrollados. Esperamos que la dinámica alcista se extienda en los próximos días.