Datos económicos fuertes apoyan a los mercados; el índice del dólar se aferra a los 100 puntos

Los mercados europeos cerraron la sesión del lunes con leves ganancias. Aunque se esperaba una actitud cautelosa de los inversores tras conocerse los resultados del referéndum italiano, las estadísticas de ventas minoristas de la Eurozona potenciaron el sentimiento y facilitaron un desarrollo en territorio positivo. Las ventas minoristas de la eurozona crecieron 1.1% en noviembre, dejando atrás la reducción de 0.4% registrada el mes pasado. Este dato es significativo pues se trata del primer incremento desde el verano del 2016 y el inicio de las preocupaciones relativas al Brexit. Al mismo tiempo, la crisis política en Italia podría darse de una manera más controlada. El presidente del país solicitó al primer ministro Matteo Renzi que postergue su renuncia hasta la aprobación del presupuesto para el próximo año (FTSE + 0,24%, CAC + 1,0,% DAX + 1,6%).

Los índices estadounidenses también comenzaron la semana al alza. El índice de actividad del sector no manufacturero (ISM) aumentó hasta los 57.2 puntos en noviembre, superando ampliamente las expectativas de 55.4 puntos. La sesión americana se caracterizó por un ritmo tranquilo. El avance de los precios petroleros y la debilidad del dólar apoyaron a las bolsas.

Ante la falta de publicaciones macroeconómicas de relevancia, los mercados globales están enfocados en el principal evento de la semana, es decir, la reunión del Banco Central Europeo del jueves. Los mercados bursátiles del Viejo Continente se operan en territorio positivo este martes, valiéndose de los precios petroleros y las expectativas por el encuentro de política monetaria del BCE. Mientras el crudo continúa aferrándose a sus máximos anuales en los $55 por barril, las acciones de las compañías energéticas mantienen el tablero en verde.

El índice precios al consumidor de Suiza cayó un 0.2% en noviembre, una décima más que el descenso previsto. En la eurozona, el PIB del tercer trimestre marcó una expansión del 0.3% comparado al período anterior. El crecimiento económico está alineado con el pronóstico.

En el mercado de divisas, también conocido como FOREX, el dólar inició una corrección local, cediendo más de un 1.5% durante las operaciones del lunes. Este debilitamiento permitió a la moneda de la eurozona reubicarse rápidamente en 1.0775. Sin embargo, la dinámica bajista del dólar podría expirar en el corto plazo. El índice del dólar permanece por encima de los 100 ptos.

Los futuros del crudo Brent protagonizaron varios intentos de penetrar los $55 por barril la sesión previa. Hoy, la cotización se encuentra estable en torno a los $54.75. Aunque el sentimiento positivo aún prevalece entre los inversores, las miradas ya están puestas en el encuentro que mantendrán la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y varios productores externos al grupo este sábado.

La situación actual está caracterizada por un fuerte optimismo en los mercados bursátiles. Los índices europeos están comenzando a subir de cara al encuentro del BCE y las expectativas de que el regulador extienda su programa de estímulos. No obstante, el jueves se esperan bajos volúmenes de negociación. Entre tanto, la fortaleza del crudo continúa apoyando a los mercados, pero su dinámica futura dependerá de los resultados del encuentro del sábado. La resistencia en $55 por barril se muestra sólida. Los mercados permanecen atentos a los datos americanos.