Weekly reviews

El dólar y el petróleo extienden sus ganancias

Los mercados europeos terminaron la semana anterior en territorio negativo, en tanto los inversores habían optado por un posicionamiento cauteloso de cara al referendo constitucional de Italia (FTSE -0,33%, CAC -0,7%, DAX -0,2%). Por su parte, las bolsas estadounidenses operaron sin una dinámica definida y con los volúmenes de actividad por debajo de la media. Mientras que los datos del desempleo pasaron desapercibidos, los salarios promedios registraron una notable desaceleración en su evolución (-0.1% frente a un pronóstico de + 0.2%). Este factor afecta negativamente a la economía norteamericana.

Los índices bursátiles de Asia comenzaron el lunes a la baja, presionados por el rendimiento de los bancos regionales, las preocupaciones por los resultados del referendo italiano y los recientes comentarios de Donald Trump en relación a China, los cuales elevaron la tensión geopolítica. El primer ministro italiano, Matteo Renzi, anunció su dimisión luego que la sociedad dijese ‘no’ a la propuesta presentada por su gobierno para modificar la constitución nacional (Nikkei Stock Average -0,80%, Shanghai Composite -1,21%).

En el mercado de divisas, el dólar reanudó su fortalecimiento en un contexto de inestabilidad política en Italia, y mientras la moneda de la Eurozona se encuentra fuertemente presionada. El índice del dólar se consolidó por encima de los 101 puntos.

El positivismo continúa prevaleciendo en el mercado petrolero. La semana pasada, los futuros del crudo cerraron por encima de los 54 dólares por barril. Los operadores ya están enfocados en el próximo encuentro de la OPEP. En nuestra opinión, el optimismo derivado del acuerdo de la OPEP es de carácter especulativo y podría estar sobrevalorado. Sin embargo, esperamos que el petróleo mantenga una posición fuerte a lo largo de la semana, pudiendo avanzar hasta los 53-54 dólares por barril. Desde una perspectiva técnica, podemos destacar que el Brent ha alcanzado una resistencia importante en los 55 dólares por barril. Una consolidación por encima de dicha marca podría interpretarse como el fin de la dinámica lateral registrada desde comienzos del 2016.

Los mercados bursátiles presentan un estado mixto y sin una tendencia certera. Sin embargo, la moneda estadounidense mantiene su trayectoria alcista, así como el sentimiento positivo en el mercado petrolero. Los datos laborales del viernes previo no afectaron la confianza de los inversores en relación a la subida de tipos de interés de la Fed. La reacción al referéndum italiano también fue limitada. Considerando que el calendario económico está vació, la atención estará puesta en la reunión del Banco Central Europeo (BCE).