15, noviembre 2016

GBP/USD (GRAFICO DE 4 HORAS)

Panorama general:

Ante la falta de eventos macroeconómicos en Reino Unido, la dinámica del GBPUSD se vio principalmente afectada por los datos chinos. La producción industrial y las ventas minoristas del gigante asiático pesaron sobre la libra esterlina, así como una creciente aversión al riesgo.

Situación actual:

La moneda británica comenzó las operaciones del lunes con un diferencial bajistas, cayendo de 1.2594 a 1.2564. La cotización logró cerrar esta brecha a mediados de la sesión asiática. Sin embargo, una nueva ola de ventas llevó al par de 1.2591 a 1.2500 de cara a la apertura de los mercados europeos. El par penetró el soporte mencionado y extendió su trayectoria hasta 1.2450, donde registró su mínimo intradiario y desde donde inició una recuperación. La EMA 200 neutral se encargó de limitar la caída. La EMA 50 cruzó a la EMA 100 al alza, aunque ambas se movieron en dirección norte. La resistencia se ubica en 1.2600 y el soporte en 1.2500.

Los indicadores técnicos ofrecen señales de venta. La reducción del MACD confirma el debilitamiento de las posiciones compradoras en el mercado. El RSI abandonó el área negativa y se encaminó al sur.

Recomendaciones:

El mercado habría adoptado un tono bajista. El continuo descenso podría atribuirse a la toma de beneficios de las posiciones largas abiertas la semana anterior. La ruptura de 1.2500 abriría el camino hacia la marca 1.2400. Un movimiento por debajo de dicho nivel neutralizaría los esfuerzos de los compradores y dejaría a la cotización expuesta a una posible caída a 1.2300.