26, octubre 2015

Análisis Fundamental

EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

La semana pasada terminó con un pronunciado desplome del dólar estadounidense frente a la mayoría de sus competidores. Este movimiento estuvo potenciado por la reciente reunión del Banco Central Europea, en la que se decidió el futuro monetario para el bloque. La institución optó por mantener intactos a los parámetros monetarios que hasta hoy están vigentes. Sin embargo, el tono pesimista utilizado por el titular del BCE, Mario Draghi, sirvió para apoyar al dólar no sólo frente al euro, sino también contra otros competidores. Asimismo, el funcionario remarcó que está listo para expandir el programa de incentivos e insinuó que la medida podría llegar el próximo diciembre.

Otra de las monedas afectadas por este encuentro fue la libra británica, la cual cayó frente al dólar norteamericano aunque en menor medida que el resto de los participantes. La estabilidad de la libra estuvo garantizada por el reciente informe comercial del Reino Unido, correspondiente a septiembre, el cual mostró mejoras significativas. Las ventas minoristas aumentaron en +1.9% m/m y +6.5% a/a, resultados que superaron a las previsiones de los economistas de +0.3% m/m y +4.8% a/a (vs. agosto: -0.4% m/m, +3.5% a/a).

En el frente asiático, el yen continúa presionado por la flexibilización monetaria impuesta por el Banco de Japón. En octubre, el índice de actividad empresarial del sector manufacturero se estableció en 52.5 puntos (vs. anterior 51.0 puntos), un fuerte resultado contra los 50.6 puntos esperados. Pese a esto, el indicador no tuvo demasiada influencia en el mercado.