26, febrero 2016

Análisis Fundamental

EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

Los informes estadounidenses continúan presionando al dólar. Ayer, el PMI del sector de servicios de febrero se estableció en 49.8 puntos, dejando atrás a los 53.2 puntos previos y a la estimación de 49.8 puntos. En el mercado inmobiliario, las ventas de nuevas viviendas se desplomaron un -9.2% contra una previsión de -4.4%. La negatividad también se extendió esta jornada con las solicitudes iniciales por desempleo (272K vs 270K), los precios inmobiliarios (0.4% m/m vs 0.5% m/m) y los pedidos de bienes duraderos (1.8% m/m vs 0.2% m/m).

La caída de los precios petroleros, la corrupción del sistema bancario chino y un posible “Brexit”: estos tres factores debilitan constantemente a la demanda del euro y de la libra esterlina. Las especulaciones sobre la salida del Reino Unido y la eventual ruptura de la Unión Europea limitan el uso de la moneda europea como un activo “seguro”. El EURUSD se fortaleció a finales del día.

Ocurra o no, los efectos del potencial “Brexit” ya se sienten en el GBPUSD. Esta jornada, la volatilidad del mercado aumentó a la espera del PIB británico del 4T15 (+0.5% t/t y +1.9% a/a). La cotización se encuentra en una etapa de consolidación.

Esta semana, los inversores volvieron a deshacerse de activos riesgosos, una acción que favoreció al yen japonés como moneda de resguardo. Sin embargo, el dólar no se quedó quieto y se apreció con fuerza en la última sesión.