22, enero 2016

Análisis Fundamental

EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

El petróleo continúa dictando la ritmo del mercado bursátil y en consecuencia, del mercado de divisas. La jornada incluyó una buena dosis de nervios y alta volatilidad. En EEUU se publicaron las solicitudes iniciales de desempleo (293.000 vs. 278.000 estimadas), las cuales sentaron un entorno ideal para la toma de dólares.

La moneda europea aún no logró hacerse de la décima figura, debido principalmente a una fuerte presencia de vendedores. El año inició con turbulencias, sin embargo, el euro ha mostrado un comportamiento estable. La divisa se ha beneficiado gracias a una creciente aversión al riesgo entre los operadores. En este contexto, el presidente del BCE enfatizó la necesidad de replantearse la actual política monetaria regional, un tema que se abordará en el próximo encuentro de marzo. Esta noticia golpeó al euro y sólo a fines del día se observó un avance del EURUSD.

En el Reino Unido, la tasa de desempleo de noviembre dejó en claro que aún es temprano para repensar la economía nacional. A este informe se suma la devaluación de la libra vs. el dólar, que ha impactado positivamente sobre el PIB. De esta forma, el diferencial entre los bonos británicos y norteamericanos volvió a reducirse. El GBPUSD terminó en alza.

Aunque el fortalecimiento del yen se extendió un 2.9% desde inicios del 2016, no hay evidencias que señalen el fin de la tendencia bajista. Tras una breve pausa, los inversores nuevamente están deshaciéndose de los activos de riesgo. El USDJPY aumentó al final de la jornada.