20, enero 2016

Análisis Fundamental

EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

La publicación del PIB chino (4Q 2015) definió el curso de las operaciones. El indicador se estableció en +6.8% anual, una cifra que coincide con las previsiones de los analistas aunque se presenta en un contexto negativo. Las principales referencias económicas apuntan a una desaceleración del crecimiento. En diciembre, la producción industrial incrementó un 5.9% anual vs. 6.0% estimado. Asimismo, las ventas minoristas avanzaron sólo 11.1% anual contra un 11.3% pronosticado.

En la eurozona, el surplus de cuenta corriente creció hasta 26.4 mm de euros en noviembre desde 25.6 mme. Por su parte, Alemania recibió un interesante combo de noticias durante la jornada. El índice de expectativas económicas del instituto ZEW se redujo a 10.2 puntos en enero, el nivel más bajo desde octubre del 2015. El consenso de economistas había previsto una caída hasta 8.0 puntos. La ralentización china y las inconveniencias de las economías en desarrollo están nublando el futuro germano.

El CPI británico de diciembre impactó considerablemente sobre el GBPUSD. Este índice se vio afectado por los datos del mercado laboral, los cuales se presentan de manera mixta. Aunque un mayor número de empleados favoreció al alza inflacionario, los salarios no lograron mantener su ritmo de crecimiento. Las ventas del mercado petrolero añadieron otro punto de presión para el CPI, el cual terminó en 0.2% vs. la estimación de 0.1% y un valor anterior similar.

A estas alturas, son pocos los inversores que buscan colocar dinero en activos riesgosos, una realidad que contribuye activamente al yen, el oro y el euro. El liderazgo de la moneda japonesa sobre las operaciones carry trade influenció al descenso del USDJPY.