18, diciembre 2015

Análisis Fundamental

EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

Es oficial. La Reserva Federal de EE.UU. elevó su tasa de interés por primera vez desde 2006. Las estimaciones a largo plazo del PIB y el desempleo se ajustaron levemente hacia arriba. Por el contrario, las expectativas de crecimiento inflacionario disminuyeron. La revaluación del dólar representa un golpe para los exportadores norteamericanos. La balanza comercial del tercer trimestre resultó de $133.7 mil millones, un 6.21% más que en 2014. En este contexto, el mercado laboral demuestra avances positivos. Tan sólo la semana pasada, los datos señalaron una reducción de 3000 solicitudes de desempleo en relación al valor pronosticado: 271.000 vs. 275.000.

En Alemania, el Instituto de Investigaciones Económicos (IFO) publicó su índice de clima empresarial de diciembre. Según la encuesta realizada, el indicador se estableció por debajo del esperado: 108.7 puntos vs. 109 puntos.

La moneda británica se mostró indiferente a los datos positivos de inflación y empleo. En noviembre, las ventas minoristas superaron a la media y sirvieron de apoyo para la libra. Pese a esto, los salarios de octubre evidenciaron la ralentización del crecimiento, un factor negativo para los comerciantes minoristas. La confianza del consumidor cayó 1 punto en noviembre hasta su nivel más bajo en los últimos cinco meses. El par GBPUSD cerró en baja.

Tras la histórica decisión del FOMC, los bonos de EE.UU. y Japón aumentaron sus rendimientos. Además, esta medida crea más atractivo sobre los activos estadounidenses y potencia la demanda de dólares. Los bajos precios energéticos forzaron al Banco de Japón a un ajuste del pronóstico de inflación. En noviembre, la balanza comercial decreció a ¥0.0 trillones de yenes desde ¥0.20 trillones. El dólar/yen está en alza.