14, agosto 2015

Análisis Fundamental

EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

El dólar ha recibido una gran presión por parte de sus principales competidores. Gran parte de esta semana se observaron bajas en contra del euro, la libra y el yen. Estos movimientos bajistas estuvieron motivado por una reducción del optimismo sobre la posible suba de la tasa de interés (Fed) en medio del vertiginoso descenso del yuan chino, el cual continúa bajando incluso tras devaluarse.

El par EURUSD aumentó moderadamente debido a las ventas registradas en las bolsas europeas. Los inversores cerraron sus posiciones largas en los mercados bursátiles y optaron por el mercado de bonos. Este cambio ofreció un soporte para la demanda de euros. Luego de la caída del par, éste logró avanzar a finales del día.

Por su parte, el jornada de trading acabó con un aumento dentro del GBPUSD gracias a la estabilización de los precios del petróleo. El Departamento de Energía de EE.UU. comunicó que las reservas de crudo se redujeron por tercera semana consecutiva. Esta noticia contribuye a la consolidación de la marca Brent. El crecimiento de la libra estuvo seguido de una consolidación.

Un creciente número de escenarios sobre la posible suba del interés en EE.UU., condujo al par USDJPY hacia abajo. En la última sesión de la semana, la moneda japonesa logró fortalecerse contra el dólar. Sin embargo, éste neutralizó algunas de las pérdidas a finales del día pues recibió el apoyo del mercado de deuda. Los precios de los bonos estatales cayeron ligeramente tras el aumento inicial. Aún así, el par cerró las operaciones en baja.