11, agosto 2015

Análisis Fundamental

 EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

La semana pasada, las operaciones del mercado cambiario estuvieron influenciadas por el reporte de empleo estadounidense de junio. Los operadores esperaban la publicación con ansias para definir sus posiciones con la esperanza de datos frescos que apoyen el posible aumento de la tasa de interés.

Los reportes de empleo no agrícola de mayo y junio fueron revisados al alza en 14.000, fortaleciendo la confianza de que las tasas de interés a corto plazo de la Fed se eleven en septiembre. Esto causó una compra de dólares a gran escala. Sin embargo, el triunfo de los toros no se mantuvo por mucho tiempo pues la moneda estadounidense estuvo presionada. A comienzos de esta nueva semana, el dólar no fue capaz de mantener sus logros previos. Asimismo, el par libra/dólar cayó tras la publicación de datos negativos del Reino Unido.

El euro se mantuvo a flote en la disputa con el dólar, a pesar de las estadísticas débiles que ofrecieron las principales economías europeas. Sin embargo, la actividad negativa en la Comunidad Europea, en medio de los datos de Estados Unidos tuvieron efecto por corto plazo y pronto el euro devolvió todas sus pérdidas, terminando el día con una ganancia.

Tras una consolidación lateral, el USDJPY se elevó debido a los datos de EE.UU., pero no duró por mucho el movimiento positivo. Obviamente, el cambio del estado de ánimo dentro de este par fue provocado por los acontecimientos en el mercado de deuda norteamericano, donde la rentabilidad de los títulos se desplomaron bruscamente luego de la publicación del empleo.