10, agosto 2015

Análisis Fundamental

EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

Al cierre de la semana, los mercados tendieron a consolidarse de cara a la publicación de estadísticas estadounidenses del viernes, incluido el reporte del mercado laboral. Frente a esto, el dólar cayó levemente contra el euro y el yen, aunque con la libra generó cierta ganancia.

El Departamento de Empleo norteamericano comunicó que la economía nacional sumó 215.000 puestos el mes pasado (contra 223.000 pronosticados). Se crearon 231.000 empleos en junio, cifra que se revisó desde 223.000.

Entre los pares que demostraron mayor grado de volatilidad, sólo el GBPUSD logró resaltar. Y es que el dólar estadounidense estuvo apoyado por datos relativos a la política monetaria conducida por el Banco de Inglaterra. En julio, el regulador mantuvo la tasa de interés sin cambios en 0.5%, así tampoco se modificó el volumen de compra para bonos (intacto en 375 mil millones de libras).

Aunque por el momento no ha habido un aumento de la tasa, la realidad actual indica que se está preparando el entorno para elevarla a comienzos del próximo año. En consecuencia, el GBPUSD se desplomó en más de 100 puntos. Asimismo, el Banco de Inglaterra comunicó los resultados de su último encuentro.

El regulador financiero japonés siguió esta línea y también decidió no modificar sus parámetros de política monetaria. El mercado reaccionó con tranquilidad a la noticia y el par USDJPY continuó con la formación de una tendencia lateral. Sin embargo, el par cerró la semana en baja.