05, noviembre 2015

Análisis Fundamental

EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

Los inversores permanecen a la espera de nuevos lineamientos para el mercado. Ayer se registró un fuerte aumento de la demanda de dólares estadounidenses, moneda que terminó apreciándose frente al euro y el yen. Frente a libra, el dólar mantuvo una postura neutral al comienzo aunque con el pasar de las horas también se fortaleció. Estos movimientos fueron cortesía del discurso de Janet Yellen, titular de la Reserva Federal, quien logró influenciar a los operadores con la esperanza de una suba de tasas en diciembre, otro factor que apoya la demanda de dólares.

Es preciso señalar la divergencia en política monetaria expuesta por el BCE y la Fed. El presidente del regulador europeo impulsó con sutileza las ventas de euros puesto que el mercado temía una intervención verbal. Sin embargo, las palabras de Draghi no presionaron a la moneda del viejo continente. Según su comunicado, medidas adicionales de estímulo monetario serán evaluadas en la reunión de diciembre considerando su visión pesimista sobre el crecimiento económico y los riesgos inflacionarios.

Por su parte, la libra esterlina estuvo presionada parcialmente por el dólar. Los datos del sector de servicios británico incomodó a la moneda nacional. Las expectativas del índice PMI marcaban un incremento hacia 54.5 puntos desde 53.3 puntos en septiembre, considerando el sentimiento del mercado y el posible anuncio del BoE que apoyase a la libra.

Este miércoles, el dólar australiano se fortaleció en medio de la reducción del déficit comercial y un aumento sostenido de las ventas minoristas de septiembre. El RBA optó por dejar las tasas sin cambios en 2% pese a las fuertes expectativas de una baja tras el avance inflacionario del tercer trimestre