03, septiembre 2015

Análisis Fundamental

EUR/USD (Gráfico de 4 horas)

El euro no logró aprovechar el contexto positivo generado por la ausencia de fuertes compradores en el mercado. El desempleo de la Eurozona cayó 0,2% a finales de julio, lo que indica un crecimiento económico de la unión, un factor positivo para la moneda. El indicador del sector manufacturero ISM expuso su resultado más bajo desde mayo de 2013, una señal negativa para la Fed. A pesar de estos factores positivos, las ventas en Londres terminaron con la caída del euro, marcando el pesimismo dominante en el mercado.

El par GBPUSD ha disminuido. La moneda británica está mostrando debilidad en reacción a los factores fundamentales. El mercado de deuda también impuso un manto pesimista sobre la moneda británica: el rendimiento de los bonos británicos se redujo significativamente en comparación con sus homólogos de Estados Unidos y Alemania. Sin embargo, la libra estuvo reforzada al cierre.

De manera similar, el par USDJPY también cayó a comienzos del día. La dinámica negativa de las bolsas líderes contribuyó a la demanda de yenes como moneda de financiación. El rendimiento de los bonos de Japón y EE.UU. aumentan, lo cual afecta positivamente al dólar. Al final de las operaciones, el par dólar / yen aumentó ligeramente.